8 mayo, 2014

El sol entra por las ventanas sostenibles

Fuente: El País

01Dos décadas de innovación llevan las empresas que comercializan los vidrios inteligentes, vidrios que son capaces de oscurecerse o aclararse en función de la cantidad de iluminación natural necesitada en el interior del inmueble.

Es a día de hoy, que esta tecnología continua con una difícil implantación en el sector de la construcción y rehabilitación. Esto se debe principalmente a tres motivos, el principal es la fabricación de vidrios “inteligentes” de tamaños reducidos, es por esto que únicamente son capaces de utilizarse en gafas de sol, aviones o lucernarios. Este problema se debe al cambio de tonalidades que se observarían entre el centro del vidrio y los laterales, perdiendo de esta manera su efectividad. Además, todavía no se ha perfeccionado la resistencia de este tipo de vidrios a las radiaciones directas del sol. Por último, la inviabilidad en la aplicación para viviendas particulares. Por lo tanto, a día de hoy nos debemos de conformar con verlos instalados en grandes edificios públicos o privados.

A niveles de fabricación, son dos las tecnologías más desarrolladas en cuanto a vidrios inteligentes se refiere. Por un lado, la utilizada por Viewglass, los cuales utilizan una capa de material inorgánico entre las dos láminas de vidrio, capa que tiene una vida útil de 50 años y que no utiliza elementos móviles que podrían hacer menos duradero el vidrio.

Por otro lado, se está desarrollando con la introducción de líquidos entre las dos capas de material, un fluido circulante que se almacena en depósitos externos, y donde dicho fluido es renovado en función de las necesidades interiores de la estancia.

Más noticias del sector en APROTECNIC